Sistemas de Conductos de un 4.7


Nos remiten a  la clínica una pieza 4.7, con necrosis pulpar y afectación periodontal, periodontitis apical:

La anatomía de los conductos nos hacia sospechar de un caso algo más complicado. Lo más complicado fue mantener la permeabilidad de los conductos. Instrumentamos con sistema rotatorio de Mtwo, mucha irrigación, se usó Irrisafe en los últimos lavajes, y como sistema de obturación usamos Condensación vertical con ola contínua, haciendo un backfilling con la Pistola Obtura II.

(orto)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(disto)                                                                               (mesio)

Reabsorción apical sellado con M.T.A.

Acude a nuestra clínica una paciente que llamamos a revisión después de realizarle un retratamiento endodóntico de la pieza 4.7 hace unos meses. Si recordamos el día que llegó, no se nos presentaba muy bien el caso, y como otros muchos casos, intentamos retratarlo, pues pensamos que podríamos manejarlo.

Se nos planteaban varios problemas:

  • Descartar una posible Fractura vertical
  • Eliminar el perno
  • Reabsorción interna de la raiz distal
  • Reabsorción apical de la raiz distal
  • Conductos obturados con Thermafil

Después de plantear el caso, y diseñar unos pasos a seguir, empezamos a realizar el tratamiento.

En un primer paso, retiraríamos el perno y los vástagos del Thermafil, un sistema del que no soy muy partidario, aunque en algunos casos resulta beneficioso.

Este caso lo resolveríamos en varias sesiones, después del manejo de los conductos mesiales, con una preparación biomecánica terminando en una conicidad del 6% y un diámetro apical de 30 en conductos mesiales.

Con ayuda del microscopio, pudimos confirmar que se trataba de una reabsorción interna en el tercio medio y una reabsorción radicular del conducto distal.

.

(soy un defensor de buenas Rx, pero muchas veces manda el paciente)

Bueno, pues el conducto distal se obturó en su tercio apical y medio con M.TA.

Hemos llamado a revisión a la paciente en varias ocasiones ( 6 meses y 9 meses)

(revision a los 6 meses)                                (revisión a los 9 meses)

Como podemos observar, la lesión periapical ha regenarado:

:

 

Si mi conexión a internet me lo permite, intentaré subir el video de como lo hemos realizado.

Revisión de un 4.6…..¡¡¡¡¡Nos vemos en Córdoba!!!!!

Voy a aprovechar esta entrada y publicación del caso, para invitaros a todos aquellos que nos gusta mucho la endodoncia, a los que, bueno, tampoco es que os apasione, pero no os desagrada, a la cita más que interesante del CONGRESO NACIONAL DE ENDODONCIA en Cordoba, AEDE 2010, viene gente muy interesante desde el punto de vista científico, y por otro lado ,siempre es un placer volver a ver a compañeros para hablar de pequeñas curiosidades endodónticas y no tan endodónticas. Sinceramente creo que MERECE la pena reunirnos este año en Cordoba. Os dejo aquí el enlace de  http://www.aede2010.com/

Bueno, pues hoy voy a poner un casito de otro molar inferior, un 4.6, de un chico de unos 14 años. Presentaba una necrosis con una lesión periodontal

.

Cuando tratamos a niños, tenemos que entender que en muchas ocasiones los conductos no se han cerrado formando sistemas de conductos muy difíciles de limpiar tanto química como mecánicamente. Es este caso, presentaba un istmo mesial acintado que lo tratamos como si tuviese varios conductos. Colocamos H de Ca, soy ,en ciertos casos, un defensor del medicamento intraconductos, con lo que lo hicimos en  dos sesiones.

Se trata de un caso similar a este otro visto desde oclusal, observamos un istmo en la raiz mesial que tratamos como si fuesen varios conductos.

Una vez que hemos limpiado los conductos con un sistema de instrumentación  Protaper en combinación con limas K3. Pasamos a obturar los mismos con una técnica de condensación vertical de ola contínua de Buchanan y un backfilling con la gutapercha inyectada de la pistola ObturaII. Tomamos varias proyecciones, orto-mesio-distal

Con estas tres proyecciones nos quedamos mucho más tranquilos y seguros de un buen sellado hermético y tridimensional des sistema de conductos de esta pieza.

Llamamos a revisión 9 meses después a nuestro paciente:

Vuelta al trabajo con nuevos proyectos!!!!!!!

Después de unas merecidas vacaciones de descanso, hoy volvemos a reanudar nuestra clínica con nuevos casos y nuevos retos, pero todo tiene su pequeño lado negativo….

Nos ponemos manos a la obra e intentaremos seguir publicando algunos casitos de interés, o por lo menos, casos que han tenido alguna dificultad, como el caso que os vamos a presentar hoy :

MOLAR INFERIOR CON 4 CONDUCTOS.

Se trata de un caso que ,a priori,  traté como un 3.7 de tres conductos:


Después de haber instrumentado con un sistema Protaper, y habiendo estandarizado el conducto en un 25mm en apical y una conicidad del 6% con limas K3.  observé que el conducto Distal presentaba otro conducto Disto-Vestibular cuya entrada estaba en la pared del conducto Disto-Lingual tratado, bastante complicado de trabajar.

Observando la Rx pude verificar y diferenciar las raices:

Abrimos el conducto distal con ultrasonidos haciendo la entrada al conducto Disto-Vestivular más recta.

(la anatomía de la raíz distál es similar a la animación)

Una vez que conseguimos un buen acceso, con ayuda de Microopeners y ultrasonidos, instrumentamos el conducto y finalmente obturamos todos con sistema de Ola Continua de Buchanan y un backfillin con gutapercha inyectada con Obtura II.

PD: Se agradece a la persona que ha realizado la animación.

Revisión de una lesión en 3.1 y 4.1

Nos remiten a una paciente por la presencia de una lesión periapical en las piezas 3.1 y 4.1,  y va a ser tratado con ortodoncia.

Sabemos que la ortodoncia puede mover dientes con tratamiento endodóntico (Drysdale C. Orthodontic management of root-filled teeth. Br J. Orthod 1996; 23:255-60), pero en aquellos casos en los que existe una lesión periapical, la ortodoncia retrasa el proceso de regeneración, no lo inhibe ni lo dificulta. (Ricardo Sampaio da Souza. Influence of Orthodontic dental movement on the healing process of teeth with periapical lesions. J. Endod 2006;32: 115-19)

Frente al tratamiento puramente endodóntico, las piezas presentaban vitalidad negativa, fueron  tratadas en dos sesiones, rellenando el conducto con Hidróxido de Calcio:

En una segunda sesión, obturamos los conductos tridimensionalmente, conductos acintados.  Usaríamos la técnica de Ola continua de Buchanan haciendo un backfilling con la Pistola ObturaII:

.

Debido al estudio anteriormente citado, se empezó a hacer el tratamiento de ortodoncia una vez que se comenzó a ver una evolución positiva, con signos claros de regeneración a los 6 meses .

(revisión a los 6 meses)

Se le volvió a llamar para otra revisión al año y medio para ver como iba evolucionando:

(revisión al año y 6 meses)

El color del suelo cameral

Muchas veces, ante la presencia de un molar superior, y la ya conocida variedad del sistema de conductos, con 1,2 ó 3 conductos en la raíz mesial, nos tenemos que guiar por la forma de la cámara pulpar y también, y muy importante, del color del suelo de la misma, pues tendremos que determinar si se trata del verdadero suelo cameral o dentina terciaria.

En este caso, muestro una pieza 2,6, con una apertura inicial, señalando donde podemos encontrarnos la entrada de los conductos. Nos fijamos en el color de ese supuesto suelo cameral, aspecto rugoso, brillante, podriamos decir, que casi trasparente o blanco a mi parecer, con lo que determinamos que este no es el verdadero suelo y nos disponemos a tallarlo, usamos una punta de ultrasonido ( nº5 de Start-X, Maillefer).

Es importante saber el color del suelo para poder parar  después de conformar la cámara. Es bastante más oscuro y con un aspecto más liso.

Con este video intentaré ayudar.

El caso en particular, se trata de un 2.6 con periodontitis apical crónica,  lo tratamos en una sesión con abundante irrigación con diferentes sistemas para potenciar la actuación del hipoclorito sódico.

Localizamos los conductos gracias a la magnificación con la ayuda del ultrasonido y después de la instrumentación e irrigación, obturamos el sistema de conductos.

La importancia de la irrigación.. y de la intuición

Aprovecho esta entrada para presentaros e invitaros a escuchar  a un  gurú de la Endodoncia que se ha “empapado” de la parcela de la IRRIGACIÓN, una de las partes con más evolución e interés de los últimos años, mi amigo Roberto Estévez: (Una foto en Estambul : Dr. Estévez, Dr. Khayat y yo.)

Será este fin de semana, en una actualización en Endodoncia del Consejo de dentistas: http://www.consejodentistas.es/A06DENTISTAS333.asp (este es el link)

Bueno, pues aprovechando el tema, os presento algún caso para que se vea la importancia de todo lo que hablará este día:

Nos llega a la clínica  este 4.5 con necrosis y periodontitis apical. la instrumentación se realizó con técnica de crown-down con limas K3 (SybronEndo) y la obturación con la técnica de ola continua de Buchanan, el tiempo de trabajo (para mi bastante importante) sobre 70-90 min.

Pero no todo se va a dejar al “poder de la irrigación”,  es muy importante la biomecánica, y la intuición para poder instrumentar esos pequeños conductos laterales que es muchas ocasiones nos dan problemas. Así, pues, os pongo un par de casos que con ayuda de esta “intuición” pudimos hacer un buen tratamiento.

Presentaban un sondaje normal, y sospechamos de que podía tratarse de lesiones por conductos laterales.

Una vez que hemos desbridado biomecánicamente con limas de muy pequeño diámetro, obturamos:

Y este sería el otro caso:

Es muy importante cambiar la proyección de las Rx para tener más información de como hemos sellado el sistema de conductos.