Microcirugía Endodóntica de un 2.1

Después de realizarle un tratamiento de conductos  a la pieza 2.1 que presentaba una periodontitis apical crónica que fístulizaba, el paciente nos llegó los 4 meses con una nueva presencia de la fístula.

Con un aparente, buen tratamiento de conductos, estaría indicado una cirugía endodontica frente a este fracaso endodóntico por vía ortógrada, ya que necesitaríamos la ayuda de una obturación retrógrada.

Evaluamos el caso con un CBCT

Una vez todo estudiado, preparamos el caso:

 

Pasados 4-5 días pasaríamos a retirar la sutura.

Después de un mes, le volvimos a citar:

 

Tratamiento de conductos de dos segundos molares inferiores

En esta entrada vamos a ver que tan diferentes pueden ser dos tratamiento de conductos de dos segundos molares inferiores, cuya anatomía debemos valorar antes de empezar el tratamiento.

Bueno , ante esta piezas, que presentan una periodontitis apical crónica en la 4.7 y una pulpitis irreversible en la 3.7 nos disponemos a realizar le tratamiento de conductos.

 

Intentamos mantener la permeabilidad y la forma de  los conductos. Instrumentamos con Pathfile y Mtwo hasta un 25-6%.

(ORTO)                                                               (DISTO)

(MESIO)

Así pues quedaría el sellado hermético y tridimensional:

 

La otra pieza, el 3.7, se instrumentó con sistema Protaper y obturación con Ola continua de Calor y un back-filling con la pistola Obtura II.

(buscamos siempre algún conducto lateral, para intentar asegurarnos de su limpieza)

Y una en las demás proyecciones MESIO Y DISTO:

Tratamiento de conductos en la pieza 2.1 colocando una barrera apical de M.T.A.

Después de unas semanas algo ocupadillo en varias tareas, seguimos con nuestra rutina de, eventualmente, colocando casos de interés. Acude a nuestra consulta una paciente con una lesión periapical por una necrosis debido a un traumatismo de hace varios años. Nos llega con la apertura realizada, y ya le habían realizado una fase de limpieza del conducto y le habían colocado una medicación intraconducto, Hidróxido de Calcio.

Después de un tratamiento previo, ya no planteamos la posibilidad de hacer una “revascularización” con lo que iniciamos el tratamiento retirando el material, limpiando el conducto de nuevo y analizando el foramen apical.

Consideramos un foramen apical ,de 0,70 de diámetro, de dificultad moderada a la hora de obturar con gutapercha, y ,además consideramos la opción de si en un futuro tuviesemos que complementar el tratamiento por vía quirúrgica para llegar al éxito del tratamiento, decidimos colocar una barrera apical con M.T.A. de 3-4 mm.

Contralamos muy bien el M.T.A., una de las razones es la magnificación, pero  otra es la disposición en forma de embudo del conducto, y claro está, la manipulación y textura del mismo material.

Una vez que hemos sellado esos últimos mm, y el M.T.A. ha fraguado, hacemos el backfilling con gutapercha termoinyectada con la pistola Obtura II.

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(orto)                                                                            (disto)

Endodoncia de un 3.7, los complicados conductos en “C”

Nos llega a la consulta una caso que en aparariencia podríamos considerarlo como de no mucha dificultad, pero tratandose de un 3.7, segundo molar inferior debemos pensar que puede tratarse de un sistema de conductos anómalo con forma de “C”.

No es un sistema de conductos exclusivo de segundos molares inferiores, puede encontrarse en diferentes grupos dentales, con diferentes porcentajes estadísticos. Los segundos molares inferiores tienen una alta incidencia, variando en diferentes estudios entre (10%-31,5%). Para aquellos que esten interesados en este tipo de sistemas de conductos se aconseja leer el articulo: THE C-SHAPED ROOT CANAL CONFIGURATION: A REVIEW. Journal of Endodontic 2007,  Vol 3,  numero 5, 517-23 .

Nos llegaba esta pieza, y se plantó la posibilidad de que se tratara de un conducto en “C”, los problemas que dan estas piezas son la complejidad a la hora de la limpieza del sistemas de conductos y la obturación de los mismo.

Instrumentamos con sistema Mtwo, nos ayudamos de un tallado de los conductos con puntas de ultrasonido y finalmente obturamos con Condensación Vertical por Ola Continua de Buchanan el tercio apical y gutapercha inyectada con la Pistola Obtura II.

Una vez que hemos visto la anatomía desde la cara oclusal, nos fijamos en la anatomía del sistema da conductos:

( MESIO)                                                                  (ORTO)

(DISTO)

Primeros molares superiores con 3 conductos mesiales

Como todos sabemos, encontrarnos dos conductos en la raíz mesiovestibular de un primer molar superior, cada vez es más frecuente, no por que antes no existiesen, sino por que cada vez somos más conscientes de su existencia,de la anatomía del sistema de conductos tan complicada que puede alojarse en esta raíz, con lo que buscamos ese cuarto conducto. Partamos de la base , que si los buscamos podremos localizarlos, pero hay veces que la cosa se pone algo más complicado, cuando, podemos apreciar un conducto más, quizás se trate de un istmo prolongado del cuarto conducto, pero que en cualquier caso debemos desbridar , limpiar y obturar, con lo que debemos tratarlo como otro conducto.

(un molar superior con tres conductos mesiales)

( Otra molar superior con 3 conductos mesiales)

Esta última foto corresponde con un caso de un primer molar superior que la Rx no me esperaba que tuvieses tres conductos mesiales:

Son casos complicados, este en particular, por la ligera curva apical, que se agrava con la curva coronal, con lo que debemos  aliviar modificando la apertura y acceso del tercio coronal con ultrasonidos e instrumentación.

Usamos los sistemas Pathfiles y las Mtwo, consiguiendo una buena preparación  de los conductos

.

El sistema de obturación que usamos fue condensación vertical por ola de continua:

(down pack)

 

 

Hicimos el backfilling con la pistola Obtura II:

 

 

Molares Superiores…

Para cerrar el año, propongo unos casos tres molares superiores:

 

 

 

A)  Nos encontramos con un 1.7, con una necrosis pulpar con afectación periapical.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

B) Un 1.6 con una pulpitis irreversible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

C) Por último, no encontramos un 1.6 con otra pulpitis irreversible.

 

 

 

 

 

 

 

Todos los casos los tratamos igual, con ayuda del microscopio, localizamos los cuatro conductos, instrumentamos con sistema Mtwo, y obturamos con sistema de condensación vertical con ola contínua para hacer el downpack y pistola Obtura II para hacer el backfilling.

A)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

B)

 

 

C)

 

 

Lo que tienen estos tres casos en común, y por lo que decido colocarlos, es por la importancia que tiene la irrigación, por que hay veces que aunque en molares superiores localicemos el conducto Mesio-palatino,  puede que su salida se bifurque y nuestra lima no pueda seguir el conducto por que tiende a seguir recto uniendose al MV.

Feliz año desde Endodoncia-Badajoz!!!!!!

Dens in dente o diente invaginado 1.2

Después de unos días en Caracas, Venezuela, donde hemos estado realizando un curso de Microcirugía Endodóntica con el Dr. Juan Saavedra y el Dr. Juan Fco. Mulero, dos grandes amigos y profesores, donde he pasado unos días fantásticos junto a Carlos y toda esa gente que se ha portado genial con nosotros, a los que les quiero agradecer su trato. Me vuelvo a poner manos a la obra, proximamente colocaré algún casito de microcirugía.

Acude a nuestra consulta remitido por un compañero una pieza 1.2 , se trata de un “Dens in Dente”, son casos complejos de tratar por que no tienen un sistema de conductos muy definidos. Para saber un poquito más de anomalías dentarías podemos acceder a este link:  http://www.carlosboveda.com/Odontologosfolder/odontoinvitadoold/odontoinvitado

_45.htm, otro link interesante sobre algún caso de Dens in Dente es este otro, http://www.endoexperience.com/filecabinet/Clinical%20

Endodontics/Anatomical%20Considerations/Dens%20Invaginatus

/Endodontic%20treatment%20of%20dens%20invaginatus.pdf

Nuestro caso, se trataba de esta pieza con necrosis pulpar con afectación periapical que presentaba una vía de drenaje (fístula). Esta radiografía muestra el camino de la fístula a la lesión apical.

Se planteó el caso con una apertura del mismo y tratamiento de todo el conducto con puntas de ultrasonido desbridando las paredes e intentando no eliminar demasiado tejido dentinario. El primer paso sería conseguir una permeabilización del conducto:

Como defensor del H de Ca ,en ciertas ocasiones, en este caso colocamos el mismo. En la siguiente cita, después de tallar el conducto, colocamos un sellado apical con cemento M.T.A. de varios milímetros y obturando con gutapercha inyectada con la pistola Obtura II.

Esperamos que tenga una evolución positiva y sino complementaremos el tratamiento con una microcirugía endodóntica.